martes, 4 de abril de 2017

Tartar de salmón.

¡¡Muy buenas!!

Hace bastante tiempo que no subo ninguna receta... ¡¡ya tocaba!!

Después de lanzarme a realizar la receta del tartar de atún que subió a su blog Piolineando -super recomendado-, decidí indagar y realizar un tartar con otros ingredientes, en éste caso, ¡¡Salmón!!



INGREDIENTES NECESARIOS:

  • 400 gramos de salmón.
  • 1/2 cebolla pequeña.
  • 1 aguacate maduro pequeño.
  • Un puñadito de alcaparras.
  • Unos pepinillos.
  • 1 cucharita de mostaza antigua
  • 2 cucharadas soperas de salsa perrins.
  • 1 cucharita de salsa de soja.
  • 5 cucharas soperas de aceite de oliva extra virgen.
  • Pimienta al gusto.
  • Tabasco (yo no puse éste ingrediente)

PASO A PASO:

  • Limpiaremos los lomos de salmón retirando la piel con un cuchillo afilado de cocina y con mucho cuidado de no cortarnos. Lo meteremos en el congelador un mínimo de 48 horas para evitar coger el virus del anisakis. Una vez descongelado le retiramos las espinas, lo cortamos en daditos y lo reservamos.

  • Picamos la cebolla en trozos pequeñitos que colocaremos en un bol más o menos grande

  • Picamos los pepinillos y lo añadimos al bol junto con las alcaparras. La cantidad lo dejo a elección de cada uno, yo puse un puñadito de cada. Mezclamos todos los ingredientes.

  • Seguimos añadiendo al bol el aceite, la salsa Perrins y la salsa de soja, la mostaza, pimienta negra y si os gusta el picante, una cucharadita de tabasco. En mi caso no le puse nada de tabasco. Mezclamos muy bien.

  • A continuación, añadimos al cuenco los trozos de salmón que previamente habiamos cortado y se mezcla todo muy bien.
  • Pelamos el aguacate y lo cortamos en pequeños trocitos. Para que éste aporte el sabor al tartar, debe estar maduro. Se mezcla con los demás ingredientes del bol.

PRESENTACIÓN:

Una vez todos los ingredientes mezclado, toca darle una buena presentación. Para ello yo utilicé un molde desmontable de tarta de pequeño tamaño y circular.


Introduje toda la mezcla en el molde y dejé reposar en la nevera unas 12 horas, pero con dejarlo unas 3 horas tendréis suficiente. De ésta manera los sabores se fusionaran y el tartar quedará más rico. Si no podéis esperar ese tiempo se puede tomar al momento sin problema.
Desmoldamos el tartar sobre un plato y decoramos al gusto. Yo en mi caso puse un poco de vinagre de Módena y dos hojitas.


Una receta que tardaréis en realizar unos treinta minutos, sana y ¡¡exquisita!!

Hasta pronto...❤❤




2 comentarios:

¡Gracias por tu comentario! Puedes dejar el link a tu blog y me pasaré encantada a verlo.